viernes, 28 de noviembre de 2008

Artículo de Dan Sperber y monográfico de la Unesco por el centenario de Levi-Strauss

Por la mañana Aitzpea Leizaola nos invitaba a través de Ankuplaza, la comunidad virtual de la Asociación vasca de antropología, a oir la voz de Levi-Strauss en una entrevista de hace 10 años. Recogiendo su iniciativa, yo también me he animado a invitar a los miembros de Ankulegi
a que visitaran el blog. Eso ha provocado que algunos más se sumaran a la propuesta y enviaran materiales muy valiosos, que quiero recoger aquí.
Imanol Iláraz propone el especial que le ha dedicado el correo de la Unesco
en el que, además de poder ver la última comparecencia pública de Levi-Strauss, el 16 de noviembre de 2005, a punto de cumplir los 97, se pueden encontrar "documentos inéditos y una antología de los artículos de Lévi-Strauss publicados en nuestra revista desde principios del decenio de 1950, así como fotografías y croquis realizados por él mismo en los años treinta".
Como para ir mirándoselo poco a poco.
La otra propuesta, que proviene de Josetxu Martínez, es un artículo de Dan Sperber, en el que el discípulo reivindica el papel de Levi-Strauss en el nuevo paradigma que parece que se avecina y que nos va a obligar a releer la noción de mente, no ya en Levi-Strauss, sino también probablemente en Bateson, creo. El abismo naturaleza-cultura, que el propio estructuralismo de Levi-Strauss contribuyó a sustentar, parece que requiere de puentes y la mente puede ser uno de ellos.

1 comentario:

Teresa Del Valle dijo...

Un recuerdo: En una ocasión que nos reunimos la Junta directiva de EASA en
Paris. Y haciéndola coincidir, Philipe Descola organizó un
encuentro con Lévi Strauss en el L.A. Fue un encuentro breve y unas
fotos de recuerdo. a ver si las encuentro. Me impresionó saber que
todos los jueves acudía al L.A. y su despacho en lo alto donde recibía
a la gente lo mostraban como un referente de su presencia aún cuando
no fuera jueves. Una vez más el espacio evocaba la continuidad de la
presencia del gran pensador.